Mr. Hammond al habla

Xabi, ergo nosotros

Querido Mike,

Como bien sabes, todo sigue igual. Seguimos siendo el mejor equipo del mundo, aunque tú de eso nunca tienes duda. Ninguna tengo yo de que no podrías ser de otro equipo. Nunca admirarías a mi Málaga de Champions, ni las semifinales de copa del Numancia, la Holanda de las dos finales de mundial perdidas, o la Brasil de España 82. Esto sería un fracaso. Sólo importa el resultado, porque el resto, sólo es fútbol, y tú eres más bien madridista que futbolero.

Si te estuviera diciendo esto a la cara, me mirarías con desdén, por encima de las gafas si las llevaras puestas. “¿Y qué? ¿Quién más tiene 10 copas de Europa?” Dirías.

Habrás de añadir ahora, “¿Quién, sino nosotros, podrías llevar un dragón en la camiseta?” Lo mismo dijo Florentino, que a estar alturas ya debe andar desnudo por las oficinas del Bernabéu.

De nuestro equipo, sé que admirabas por encima de todo a Xabi Alonso. Yo también. Por eso dónde tú le das las gracias por los servicios prestados al que ahora parece el antiguonuevo Juanito, yo te digo que no hay comportamiento más madridista que el que ha tenido nuestro Xabi. Que no es lo mismo.

Con Mourinho se reforzó la idea de que en el Madrid se debe trabajar al ritmo y la técnica exigidos por las circunstancias, sin dar explicaciones a nadie. A nadie. Ni siquiera a los amigos. Ni siquiera en privado. Este madridismo aplaudiría el pisotón a Matthaus durante 80 minutos, como si de Plácido Domingo, Viena y Otelo se tratara. 101 veces tendría que salir al césped el bueno de Juan para poder irse a casa. “Fue una maravilla” argumentarías aquí, ¿verdad?

Como Xabi es madridista, todos desearíamos que se retirara en el Madrid, claro. Pero esto es como querer morir viejo, sin meadas plomizas, y sin echar una lágrima de añoranza ante la última erección no póstuma. El problema (para los demás) de los jugadores inteligentes sobre el campo, es que después de la ducha, lo siguen siendo. Como si el que conduce a 190 km/h pudiera ser una persona cívica fuera del coche. Además Xabi tiene memoria, y recuerda perfectamente al Kraken devorando estrellas cercanas a su fecha de consumo preferente y vomitando una nueva realidad. También tiene olfato, y capta el aroma a sangre del césped del Bernabéu. Sangre de adversarios, pero también de Raúl, Hierro o Michel. Y se atisba la de Casillas, con varias banderillas de colores a la espalda.

Es comprensible por tanto, la arcada sufrida por el olor a sangre justo cuando se presentaba la nueva segunda equipación para la Champions. El jugador se planta y pide su salida del club. El club, al tener la fuerza del Dragón, le deja ir. Le hemos mandado al eterno rival. Con Guardiola. Y de azulgrana, coño.

Parece que no necesitamos al más madridista de la plantilla, el que no da explicaciones y se parte la cabeza o parte la del rival aunque se gane 0-3 y se pierda la final de la Champions. El que corre en traje la banda para celebrar un gol. El que cuando huele la sangre, no quiere probarla. El Real Madrid, absolutamente.

Esta vez no hubo tiras y aflojas, ni culebrones ni combate entre club y jugador. En el primer asalto se decidió, y aún no sabemos cómo cayó el Madrid en la contienda. Pasará a la posteridad como el combate del golpe fantasma, aquel que libraron en 1965 Muhammad Alí y Sonny Liston en Maine. Como sé que Xabi era seguidor, como yo, de Mad Men, te recomiendo que sigas con ello, y en la cuarta temporada llegarás al final, y al principio a la vez de la serie, a un imponente capítulo. En él, en mayo de 1965 acontece un combate, en Maine, que ya he mencionado. Al mismo tiempo en Nueva York, o New York, cómo quieras, Peggy Olson busca el respeto, las felicitaciones y el afecto de su jefe por su trabajo. Desde Munich, con una Paulaner en su mano, Alonso verá como Casillas pide el respeto, las felicitaciones y el afecto de la parroquia madridista. Como Donald Draper, Xabi separará el vaso de su boca para gritar:

“That’s what the money is for”

Capítulo, te diré, que acaba con Bleecker Street, la original, la de Simon and Garfunkel, mientras se cierra una puerta.

Te mando muchos besos, mientras se cierra esta.

Hala Madrid.

A.H.

Anuncios
Estándar
Música

Los mejores discos de 2013

¡Hey! Cuanto tiempo sin vernos, ¿verdad?. Podría poner como excusa al retraso posteando numerosos viajes, crisis de identidad, e incluso una intensa búsqueda de la felicidad, pero como el turrón, vuelvo por Navidad y para quedarme.
2013, un año que recordaremos por cabrón por excelencia, nos ha dejado discos impresionantes, la vuelta de grandes nombres, y la aparición de nuevas bandas que te hacen romper tus esquemas. Ésta es mi lista de los mejores discos de este año, en la cual destacaría los discazos de Elvis Costello y Arcade Fire, la aparición de Haim, tres hermanas que tienen todas  las herramientas para petarlo, y un par de discos de rock-psicodélico, los de Deerhunter y Jagwar Ma, que te hacen ver elefantes rosas tras la esquina.

¡¡A disfrutar!!

1. ELVIS COSTELLO & THE ROOTS – Wise Up Ghost

2. ARCADE FIRE – Reflektor

3. ARCTIC MONKEYS – AM

4. DAVID BOWIE – The Next Day

5. HAIM – Days Are Gone

6. FOALS – Holy Fire

7. VAMPIRE WEEKEND – Modern Vampires of the City

8. PORTUGAL. THE MAN – Evil Friends

9. VALERIE JUNE – Pushin’ Against a Stone

10. PHOENIX – Bankrupt!

11. DEERHUNTER – Monomania

12. THE NATIONAL – Trouble Will Find Me

13. EGON SODA – El hambre, el Enfado y la Respuesta

14. DAUGHTER – If You Leave
Sigue leyendo

Estándar
Bares y Restaurantes

Coconut Bar: Elvis, Color y Tiki

Luces de neón, palmeras, cócteles, música surf, una localización estratégicamente perfecta. De estos ingredientes, y de muchos otros, se compone El Fabuloso Coconut Bar, una opción distinta y muy divertida en Malasaña.coconut bar tiki

El nuevo bar de Silvia Superstar, la empresaria de moda que ya cuenta con 3 locales en Madrid, está impregnado de aires pin up y sonidos rocker/poperos, además de contar con una cocina donde preparan fantásticos cócteles. El local cuenta con tres zonas bien diferenciadas, perfectas para picar algo y sentirse en un dinner de los 50, merendar y tomarse un cocktail rodeado de colores flúor y palmeras, o beberse coconut bar tiki meriendauna cerveza perfectamente tirada por una camarera rebosante de glamour pin-up.

 Por si esto fuera poco, la probabilidad de que alguien totalmente diferente al resto entre por la puerta está entre alta y muy alta, y es por eso por lo que Coconut Bar jamás será un bar aburrido. La farándula y las mentes despiertas acuden a menudo a inspirarse con los daiquiris de fresa. Perfecto para alargar una tarde en Pez y alrededores.

Elvis vive, y se las toma en El Coconut.

Estándar
Bares y Restaurantes

Carbones 13 Mola

Hoy escribo sobre un garito especial, diferente. Carbones 13 es un café en el que me he encontrado a actores y actrices, en el que Pocholo me ha intentando vender pulseras hippies-ibizencas, y en el que un perro llamado “Milloncito” me cogió cariño. Un sitio en el que cuidan con mimo el gin tonic y en el que las manzanas sirven para mantener las servilletas en su sitio.

carbones 13Carbones es un oasis ubicado a escasos metros de la Plaza de Santa Ana, el meollo del bullicioso barrio de Huertas, Durante el día, es un café tranquilo y de calidad, con una decoración vintage currada y un aspecto natural y desenfadado perfecto para tomar un respiro o darle al coco, pero por la tarde-noche se convierte en un afterwork chic y canalla, en el que no dejas de encontrar gente e historias interesantes a tu alrededor.

Además de todo esto, tienen una amplísima variedad de vodkas, rones y ginebras. IMG_0107Sin duda, es el lugar perfecto para disfrutar de un gin tonic BIEN preparado, con la copa bien enfriada (que no fría) antes de servir y sin parafernalias domingueras.

Un sitio divertido e interesante, en el que puede pasar cualquier cosa en cualquier momento.

Por si esto fuera poco, el gusto musical en Carbones 13 es muy bueno.

Carbones 13

C/ Manuel Fernández y González 13

Estándar
Bares y Restaurantes

Naif Madrid: Poción Mágica


naif

Malasaña, barrio que roba horas de sueño, incansable y siempre dispuesto a sorprenderte. Naif, en plena Plaza de San Ildefonso, sorprende por su versatilidad, por la capacidad que tiene de convertir una cerveza a media tarde en una hamburguesa digna de mención.

El local es especial. Look industrial lleno de detalles, perfecta iluminación, y un espectacular grafiti de The Black Keys que pone tierra de por medio con los bares asépticos y da identidad al local. Ojo a la terraza, da mucho juego en primavera. La comida no se queda atrás. Apuestan por la calidad, y eso se nota. Naif ofrece nachos, hummus, rolls, sandwiches, hamburguesas…todo ello de calidad y por un precio razonable. Mi favorita, la Mexicana.

naifNaif lleva se ha convertido en el sitio en el que dejarse ver y cuesta encontrar una mesa libre, pero esperando en la barra con cervezas mediante todo se hace más corto.  La experiencia merece la pena, no esperaba menos de un local con Auerbach y Carney en la pared.

Estándar